Nosotros

Noticias corporativas Chilquinta Energía

Junto a la Universidad de Valparaíso lanzamos prototipo que reduce el riesgo de corte de energía ante eventos meteorológicos


Hace algunos años, Chilquinta Energía se embarcó en un proyecto innovador en conjunto con la Universidad Valparaíso y CORFO, consistente en el desarrollo de un Sistema Predictivo de Fallas, que permitirá conocer cuándo y dónde va a llover. 

El prototipo es un sistema georeferenciado de pronóstico de riesgo para la distribución eléctrica asociado a eventos meteorológicos extremos y fue realizado por investigadores del Departamento de Meteorología y del Centro de Investigación y Modelamiento de Fenómenos Aleatorios-Valparaíso (CIMFAV). Se trata de un proyecto INNOVA CORFO que tuvo una duración de tres años.

A la ceremonia de clausura del proyecto asistieron el director general de Planificación y Desarrollo UV, Esteban Sefair, en representación del rector Aldo Valle; el Seremi de Energía de Valparaíso, Jorge Olivares; los decanos de las Facultades de Ciencia e Ingeniería, Juan Kuznar y David Jamet, respectivamente; la directora del proyecto y académica de la Facultad de Ingeniería, María Soledad Torres; y la directora del departamento de Meteorología e investigadora del proyecto, Ana María Córdova, junto a académicos, investigadores y representantes de nuestra Compañía.

"La idea de tener un pronóstico de interrupciones durante eventos climáticos fue acogida por la Universidad de Valparaíso, donde un grupo de investigadores de las áreas de meteorología y matemáticas, obtuvieron financiamiento de parte de CORFO para construir un modelo predictivo y probabilístico la ocurrencia de fallas en la red eléctrica a consecuencia de un evento climático. Luego de tres años de trabajo conocimos el prototipo, el que resultó bastante atractivo y fácil de usar. Esperamos que este proyecto avance y pueda llegar a concluir en una aplicación que pueda ser usada en Chilquinta" explicó José Morales, Gerente de Operación.

Ana María Córdova explicó que el proyecto surgió de la solicitud de la Compañía: “Se contactaron con nosotros e hicimos un proyecto que tratara, con la carta meteorológica, de pronosticar, a través del viento, aquellos cortes de energía eléctrica y cuáles eran las zonas que tenían mayor probabilidad de sufrir las interrupciones. Este trabajo lo hicimos en el departamento de Meteorología en conjunto con el CIMFAV de la Facultad de Ingeniería. Ellos desarrollan este modelo de riesgo, donde toman el input de la parte meteorológica y le incorporan un modelo matemático de pronóstico de probabilidades”, explica la investigadora.

Por su parte, el Seremi de Energía, Jorge Olivares, destacó que la alianza de los tres estamentos ha permitido desarrollar un proyecto con un elevado potencial de innovación. “Sabemos, por ejemplo, que un corte de suministro en el Merval genera problemas, que una interrupción de energía en el alumbrado público genera problemas. Por lo tanto, cualquier aporte que pueda hacer la universidad, desde la academia, para reducir el riesgo ante eventos meteorológicos complejos, nos parece súper interesante y es por eso que hoy vine a escuchar directamente el resultado de la investigación de este proyecto apoyado por Corfo y ejecutado por la Universidad de Valparaíso”, planteó la autoridad de la cartera.

Con respecto a los resultados presentados, el prototipo tiene un alto nivel de certeza, por sobre el 80 por ciento, y permite pronosticar tres días antes las zonas de mayor probabilidad de corte del suministro eléctrico ante un evento meteorológico extremo.

Es importante considerar que este proyecto, único en Chile, da respuesta a una problemática de la región, pero es perfectamente extrapolable a otras zonas del país, como también fuera de las fronteras nacionales.