Nosotros

Noticias corporativas Chilquinta Energía

Fondo Concursable Chilquinta inyectó energía a organizaciones sociales de Los Almendros en Quillota


Club Deportivo, Junta de Vecinos y grupo folclórico se asociaron para implementar su sede y realizar actividades

 

Organizaciones sociales de Los Almendros (en La Palma, Quillota), se reunieron en la sede social del Club Deportivo Los Amistosos, para celebrar la inauguración de tres proyectos, adjudicados a través del Fondo Concursable de Desarrollo Local Chilquinta Energía 2018.

 

En este plan, un factor clave en la evaluación fue la capacidad de asociarse y crear valor compartido. De los nueve proyectos ejecutados en la comuna, el desarrollado en este sector de La Palma es un gran ejemplo de este objetivo, pues tres organizaciones se propusieron dinamizar las actividades de la sede del club deportivo, donde además se realizan reuniones y actividades sociales y artísticas.

 

Claudia Ruz Canelo, secretaria del Club Deportivo Los Amistosos, cuenta que, hace unos años, elaboraron un proyecto para habilitar cocina nueva en su sede, pero no resolvió todas las necesidades. “Sólo nos alcanzó para un conteiner. Por ello, cuando apareció este fondo, la junta de vecinos y nosotros postulamos para implementar la cocina completa, en infraestructura, cerámicas, nuevas conexiones de luz y agua, dijo.

 

El fondo adjudicado a la Junta de Vecinos se usó para comprar implementos, hornos industriales, loza, ollas y fondos.

 

Lissette Catalán Poblete preside la Junta de Vecinos Los Almendros. Ella destacó que “trabajar asociados es la premisa con la que hacemos las cosas. La mayoría de los dirigentes nos conocemos desde chicos. Entonces, como junta de vecinos usamos la cancha y la sede porque celebramos Navidad, actividades sociales, ferias costumbristas, de todo”, agregó.

 

La agrupación Alma y Pasión Cuequera también usa la sede como centro de sus actividades. La presidenta, Nelly Silva Rojas, presidenta, celebra haberse adjudicado recursos que servirán para mantener comprometidos a niñas y niños. “Compramos zapatos, vestidos, abrigos y falsos para las niñas; y zapatos, pantalones, chaquetas, camisas, espuelas y mantas, para los niños. Somos gente del campo y con lo que ganamos no nos da para comprar las cosas. A ellos les gusta bailar y nosotros los apoyamos. Actualmente son ocho bailarines y como mamá, tía y abuela de algunos de ellos estoy feliz, porque nunca nos habíamos ganado nada. Ni siquiera habíamos tenido posibilidad de postular, porque no teníamos sede y hacer esto como plan asociativo nos ayudó”, concluyó.

 

Valor Compartido

 

Paula Olguín, jefa de Relacionamiento Comunitario de Chilquinta Energía, explicó que, tal como en estos proyectos, el espíritu fue promover la capacidad de los dirigentes para organizarse con objetivos comunes. “Por eso, los ayudamos en la formulación, ejecución, rendición de cuentas y monitoreo. Estuvimos pendientes de que un proyecto se conociera y se vinculara con otros. Por ejemplo, uno que era luminarias, se comunicó con otro similar y lograron comprar en conjunto y obtuvieron un precio más barato. Se produjo economía de escala y asociatividad, maximizando los beneficios. Se multiplicaron las posibilidades de instalar capacidades y replicarlas en sus comunidades de bases, haciendo que estos proyectos sean sostenibles en el tiempo”, explicó.

 

José Guerrero Toro, Jefe Zonal Quillota de Chilquinta, detalló que en esta primera versión postularon 16 organizaciones. “Fueron adjudicados fondos a nueve de ellas, todas de Quillota, así que marcamos un precedente en la relación con las comunidades. Es el primer fondo concursable en la zona e invitamos para la próxima convocatoria, para que las organizaciones estén atentas y, si necesitan capacitación, estamos dispuestos a ayudarlos, comentó.